El grupo
Historia
La música
De la 'a' a la 'z'
Entrevistas

Historia

Así empezó todo

Sigur Rós nació en diciembre de 1994, formado por el cantante y guitarrista Jón Þór Birgisson (Jónsi) y el batería Ágúst Ævar Gunnarsson. Poco tiempo después se unió al grupo el bajista Georg Hólm, al que Jónsi conocía desde el instituto, y con esta formación acudieron a un estudio de grabación para comenzar a trabajar en lo que sería su primero disco, Von ('esperanza').

Tardaron seis horas en grabar su primera canción, fljúgðu (volar). La mandaron a un sello local propiedad de los Sugarcubes, y apareció en una recopilación local para conmemorar el 50 aniversario de la independencia de Islandia respecto a Dinamarca. Sin embargo, el disco tardó 3 años en estar terminado; algunos de los motivos de este retraso fueron la situación económica del grupo (una de sus formas de pagar por el estudio fue pintar sus instalaciones), la estancia del bajista en el extranjero para estudiar cinematografía, y la pertenencia de Jón a otra banda, Bee Spiders, en la que se hacía llamar Johnny B. Para entonces, habían hecho tantos cambios en el disco que apenas se parecía a la idea original que tenían de él antes de grabarlo, llegando incluso a plantearse grabarlo de nuevo desde el principio.

antiguos componentes del grupo

Finalmente, firmaron un contrato con el sello islandés Smekkleysa (Bad Taste), y Von apareció por fin en septiembre de 1997. Recibió buenas críticas, pero no fue un éxito de ventas.

Después de la publicación de Von, Kjartan Sveinsson ingresó en el grupo para hacerse cargo del teclado. Poco después comenzaron a grabar su segundo disco, de Ágætis Byrjun ('un buen comienzo'), con Ken Thomas, productor de los Sugarcubes. La fecha prevista de salida eran las Navidades de 1998, pero el disco se retrasó hasta el verano de 1999. Mientras tanto, el grupo, con ayuda de Gus Gus, decidió sacar a la venta un disco con versiones de las canciones de Von. El resultado fue Von Brigði ('papelera de reciclaje', 'decepción'); este disco, que apareció en agosto de 1998, tuvo éxito en Islandia y consiguió que se prestara cierta atención al grupo.

En otoño de ese año tocaron con Steindór Andersen, un poeta islandés que canta poemas medievales. La colaboración les gustó tanto que decidieron repetir la experiencia. Jón quiso trabajar con otros 'rimmamenn' y pidió una beca en Reykjavik, pero no le fue concedida.

Sigur Rós con Steindór Andersen


Un buen comienzo

El gran momento de Sigur Rós llegó con la publicación de Ágætis Byrjun el 12 de junio de 1999. Los críticos fueron unánimes al aclamar el disco, que fue también un gran éxito comercial en Islandia: durante dos años se mantuvo en la lista de los discos más vendidos. En los premios nacionales de música, Sigur Rós obtuvo los premios de grupo y disco del año, así como mejor guitarra y mejor voz para Jónsi. Son sólo algunos de los múltiples premios y reconocimientos que ha merecido este disco, tanto dentro de Islandia como en el resto del mundo.

El concierto de presentación del disco tuvo lugar en el Teatro de la Ópera de Reykjavik, y fue la despedida del batería Ágúst, que decidió dejar el grupo para comenzar una carrera como diseñador gráfico: fue sustituído por Orri Páll Dýrason. Hasta el momento no ha habido más cambios en la formación.

Sigur Rós, concierto en iglesia

Sigur Rós firmó un contrato con el sello inglés FatCat; entraron en contacto en una fiesta del grupo Gus Gus que se celebró en un aeropuerto. Sigur Rós actuó con Steindór Andersen, captando toda la atención de los asistentes. En septiembre de 1999 apareció en Gran Bretaña el sencillo Svefn-G-Englar, con gran éxito. Le seguiría el sencillo Ný Batterí en febrero de 2000. En agosto del mismo año se publicó el disco completo.

Para entonces, en Estados Unidos circulaban ya 20.000 copias de importación de Ágætis Byrjun. Los críticos de este país se volcaron con ellos y las grandes discográficas comenzaron a hacer ofertas. Después de pensarlo mucho, Sigur Rós firmó con MCA buscando las condiciones de mayor libertad artística, y el disco se editó en mayo de 2001. El contrato obtenido fue muy satisfactorio, y no les obliga a cantar en inglés.

La promoción del disco les llevó a actuar como teloneros de grupos consolidados como Radiohead o Godspeed You Black Emperor!. Es en estas giras donde la popularidad del grupo comenzó a aumentar en Europa.

Con el dinero que consiguieron por la publicación de Ágætis Byrjun, lo primero que hicieron fue construir su propio estudio en Mosfellsbær, una pequeña localidad cercana a la capital islandesa.

Su gira por Estados Unidos se completó finalmente, a pesar de los problemas surgidos de los atentados que sufrió este país el 11 de septiembre de 2001. Durante la gira se editó de forma limitada un disco en colaboración con Steindór Andersen (Steindór Andersen EP) que actualmente es muy difícil de conseguir.

De Ágætis Byrjun se grabaron dos vídeos: Svefn-g-englar, en junio de 2000, y el premiado Viðar vel tl loftárása, en septiembre de 2001.


No hay palabras

En las giras del grupo no se limitaban a tocar temas de sus primeros discos, sino que se centraban en material nuevo. Esta insistencia en tocar temas aún sin grabar acabó jugándoles una mala pasada, ya que a la hora de entrar en el estudio las canciones habían perdido fuerza y el grupo se sentía aburrido de repetir lo mismo una y otra vez. La mano del productor Ken Thomas orientó unos temas ante los que el grupo había perdido perspectiva, dando como resultado el disco más desnudo del grupo, ( ).

El disco debía haber estado terminado antes de julio; el grupo pensaba tomarse este mes de descanso, para acudir luego a su cita con los festivales europeos. Sin embargo, el proceso de grabación del disco fue excepcionalmente lento, lo que obligó a Sigur Rós a cancelar su actuación en casi todos los festivales a los que pensaban acudir.

Después, su gira por Europa, Estados Unidos y Japón... Según Jónsi aprendieron mucho grabando este disco. 'Ya hemos empezado a componer nuevas canciones. Las digeriremos un poco y empezaremos a grabarlas en cuanto podamos'.

En el repertorio de su gira ya incluían canciones nuevas, como Salka, Gong o Mílanó, llamada así únicamente porque la compusieron en Milán.

La decisión de no incluir títulos ni letras en las canciones degeneró en un terrible cansancio del grupo, que se veía obligado a responder la misma pregunta ('¿por qué?') en todas y cada una de las muchas entrevistas que hicieron para promocionar ( ).

La edición de ( ) fue seguida de la aparición del sencillo de Vaka, cuyo mayor interés consistía en la inclusión de un DVD con los tres vídeos realizados por el grupo. Ante su descontento con su nueva discográfica, PIAS, no tardaron en cambiar a EMI. Muchos eran los temores sobre un mayor control por parte de esta multinacional, pero lo cierto es que en el grupo están encantados y dicen gozar de una libertad creativa total.

Bajo este nuevo sello el grupo se lanzó a uno de sus proyectos más comentados, la música para el experimento de danza de Merce Cunningham. El resultado fue un media duración, Ba Ba Ti Ki Di Do, en el que el grupo exploraba la línea más minimalista y experimental surgida de ( ).

No es este el único proyecto paralelo en el que el grupo se ha visto inmerso: aún esperamos la edición en DVD de su particular recreación de La magia del Cuervo de Odín, junto a Steindór Andersen. Sigur Rós también compuso la banda sonora para el documental Hlemmur, que se vendía en los conciertos de su gira, así como para un corto de animación centrado en el famoso monstruo del Lago Ness.


Agradecidos

Si algo se puede decir de Sigur Rós es que se toman su tiempo para sacar su trabajo. Tres años y muchos retrasos hicieron falta para que Takk..., su cuarto disco de larga duración, viera la luz. A estas alturas Sigur Rós eran ya bastante conocidos, y firmaron con EMI, una multinacional: lejos quedaron los tiempos en los que había que pedir sus discos a Islandia por internet. Si a eso le unimos la mayor accesibilidad de este trabajo, podemos concluir que a partir de este momento Sigur Rós deja definitivamente de ser un grupo minoritario. Buena prueba de ello fue la acogida de Hoppípolla, éxito de ventas en Reino Unido gracias a la inclusión del tema en un anuncio de documentales de la BBC. También en España se utilizó como fondo musical de varios anuncios.

A Takk... le siguió una monumental gira mundial por teatros, con una impactante puesta en escena (esa cortina con luces proyectadas para abrir y cerrar los conciertos); dicha gira tuvo su apoteósico final en un concierto en Reykiavik.

En casa

Cuando en 2004 surgió la idea de grabar un DVD, la primera aproximación fue escoger algún concierto concreto en algún país, y grabarlo. Islandia no era una opción, en parte por la entrega del público en otros países, y en parte porque llevaban años sin actuar en su país. Sin embargo, Kjartan mencionó que siempre había querido tocar en el parque nacional de Asbyrgi, en el norte de Islandia, y el manager lo tomó como un punto de partida.

Tras un viaje de reconocimiento al lugar en 2004, el rodaje de la película, por entonces llamada "perdidos en la lava", tuvo que retrasarse debido a los compromisos derivados del lanzamiento de Takk.... Además, el grupo llevaba tanto tiempo sin tocar que no era el mejor momento para grabar un concierto. Finalmente el proyecto se emprendió en verano de 2006, con tiempo suficiente para madurar la idea y preparar una gira por Islandia.

Algunos de los conciertos tenían que ser gratis puesto que eran en exteriores, así que finalmente se decidió que todos los conciertos fuesen gratuitos. Esto tuvo dos consecuencias: por un lado la gira fue un éxito sin precedentes, adquiriendo una dimensión casi "mítica", con el principal periódico islandés diciendo en su editorial que la gira era "un regalo que había unido a las gentes del país en un momento crucial". Por otra parte, la gratuidad de la entrada permitió que a los conciertos acudiera gente de todas las edades, incluyendo muchas personas que en otro caso no habrían pagado su entrada. Sólo dos de los conciertos (Reykiavik y Oxnadalur) se anunciaron públicamente, dejando el resto al boca a boca.

Se filmaron conciertos en ocho localizaciones ("desde las más pequeñas hasta las más grandes en las que ha tocado el grupo"), así como actuaciones sin público en diversos lugares. El resultado fue Heima, primer DVD del grupo. La película se exhibió en diversos festivales de cine y su lanzamiento fue acompañado del disco doble Hvarf-Heim.

Se trata de un doble CD que comprende en realidad dos discos distintos: Hvarf ofrece grabaciones en estudio de temas inéditos (aunque habituales en sus conciertos), y Heim incluye versiones acústicas de temas de discos anteriores.

Tiempo después se animarían a grabar un DVD en directo más "convencional", si es que tal descripción se puede aplicar a INNI, en cuyo enlace encontrarás toda la información sobre su proceso de gestación.

Presente, futuro

La última noticia destacable sobre el grupo es el abandono de Kjartan Sveinsonn tras la publicación de Valtari; Kjartan dejó el grupo para dedicarse a otros proyectos. "Ha pasado la mitad de su vida en el grupo y piensa que es hora de hacer cosas diferentes", dijeron sus compañeros. Por tanto Sigur Rós encara el futuro tal y como empezó: en formato de trío.

Actualmente esperamos el lanzamiento del nuevo disco Kveikur: nos remitimos a la sección de noticias y a nuestro Facebook para más información sobre futuros proyectos del grupo.