El grupo
Historia
La música
De la 'a' a la 'z'
Entrevistas

De la 'a' a la 'z'

Ágúst

Ágúst Ævar Gunnarsson era el batería original del grupo, y uno de sus fundadores. Abandonó la formación cuando finalizó la grabación de Ágætis Byrjun, para dedicarse al diseño gráfico. Es el responsable de que Jónsi toque la guitarra con un arco de violín: se lo regalaron a Ágúst por Navidad. A Georg Hólm se le ocurrió probarlo para tocar su bajo, pero sonaba muy mal; cuando Jónsi lo probó con su guitarra, el resultado fue mucho mejor: desde entonces lo ha utilizado en todos sus conciertos. La despedida de Ágúst fue el concierto del Teatro de la Ópera en Reykjavík.

 

Bares

En sus comienzos, el grupo no hacía demasiados conciertos. 'No lográbamos acostumbrarnos a que la gente se pusiera a hablar en voz alta durante las actuaciones. Esta gente viene al bar a beber y a encontrarse con gente, pero nosotros no hacemos musica de fondo para eso. Nos gusta hacer conciertos con la gente sentada, cuando los bares no están abiertos. Creo que resultaría difícil escucharnos si estás borracho. Nosotros nunca bebemos en los conciertos'. Prefieren tocar en iglesias antiguas. 'Ese es el entorno adecuado; se crea una sensación de expectación'.

Precisamente España fue uno de los lugares en los que chocó la 'cultura popular' de los conciertos con su forma de ver la música. 'No es que eso nos parezca mal. Simplemente, la gente nos malinterpretó. Lo que opinamos es que si beben o fuman impiden que se preste atención a nuestra música. Ha habido conciertos en los que estábamos incómodos porque el humo era realmente espeso, y también hemos visto a gente completamente borracha que no nos hacía ni caso. Encima, nuestro estilo es tan tranquilo que si el público habla muy alto no podemos escucharnos ni a nosotros mismos. Pero la próxima vez que vengamos no os preocupéis, que os vamos a dejar hacer todo lo que queráis'.

Jónsi en concierto

 

Cine

Sigur Rós ha recibido numerosas ofertas de empresas de publicidad para incluir sus canciones en anuncios, pero las han rechazado todas con algunas excepciones: cedieron gratuitamente sus canciones a Amnistía Internacional para sus anuncios. También aparecieron 15 segundos de starálfur en un anuncio de una compañía aérea islandesa, pero según Jónsi fue 'un terrible error'. En España, un spot de Médicos del Mundo ofrecía los 45 segundos iniciales de hoppípolla. En cuanto a la televisión, una de cal y otra de arena. Fue famoso su rechazo a aparecer en el programa de David Letterman. 'Sólo nos dejaban 3 minutos, no tenía sentido llegar allí y tocar el principio de un tema'. Ha habido un par de apariciones en la serie CSI (svefn-g-englar y samskeity), aunque se ha rechazado muchas más tanto para esta serie como para otras (Buffy la Cazavampiros) y el grupo ha participado en algunos programas nocturnos norteamericanos con mayor o menor suerte (su interpretación de hoppípolla con orquesta no salió demasiado bien).

A pesar de todo les cuesta rechazar las ofertas: 'un banco inglés nos ofreció una cantidad inmensa de dinero por 15 segundos en un anuncio. Aunque dijimos que no, a veces pensamos en todo el equipo que podíamos haber comprado con ese dinero... Pero no, hay que evitar prostituírse'.

Sin embargo sí se muestran decididos a colaborar en proyectos cinematográficos. 'El cine nos gusta más que los anuncios. Es mejor implicar tus canciones en una historia que relacionarlas con unos zapatos. En cualquier caso son decisiones difíciles'. El director Cameron Crowe, seguidor del grupo, quiso incluir svefn-g-englar en la banda sonora de su película Vanilla Sky. Cuando fue a verles en directo, quedó tan impresionado que decidió añadir un tema más para la escena final. El resultado, eso sí, no convenció nada al grupo. Desde entonces exigen ver la escena antes de aceptar. 'Esto es duro para Hollywood: casi nadie se atreve a enviar escenas de películas sin estrenar por miedo a que se filtren. Pero si lo hacen, lo consideraremos. Sí, somos duros, decimos que no a menudo. Eso está bien'. Esta dureza ha motivado que las ofertas vayan disminuyendo; aún así, podemos escuchar temas de Sigur Rós en Ángeles del Universo (Englar Alheimsis), del director islandés Fridrik Thor Fridiksson, The Life Aquatic with Steve Zissou, de Wes Anderson, Solo ellos, 127 horas... También han compuesto dos bandas sonoras, una para un corto de animación y otra, editada en CD, para el documental Hlemmur. Kjartan grabó la banda sonora de Ondine, y Jónsi hizo lo propio con la de Un lugar para soñar (we bought a zoo).

Georg aún recuerda la fiesta de Vanilla Sky en Los Angeles: "todo era tan falso... Estaba fuera bebiendo una cerveza y se me acercó un tío. Después de hablarme sobre sí mismo durante cinco minutos me preguntó qué hacía. Cuando le contesté, se fue. Todo eso está tan alejado de nuestras vidas... Cuando vuelves a casa y paseas al perro o quitas la nieve de tu puerta, parece realmente raro. No podría vivir en Los Angeles: en menos de un mes me encontrarían muerto flotando en una piscina con una pajita atravesándome la nariz".

 

Dios

'Somos instrumentos de Dios', dice Jonsi. 'Si no crees en la vida después de la muerte, eres muy aburrido, y muy negativo. La gente que no cree en la otra vida, tampoco cree en esta. Yo no sé lo que habrá después, pero es bueno estar abierto a lo que venga, porque así se abre también tu mente, tu vida'.

 

Estudio

El grupo decidió construir su propio estudio para poder pasar en él todo el tiempo necesario sin tener que pagar por ello. 'No somos capaces de trabajar contra reloj, necesitamos tiempo'. Para escapar de Reykiavik, compraron una piscina abandonada en una pequeña ciudad situada a 15 minutos de la capital, Mosfellsbær. Son conscientes de que en el futuro pasarán mucho tiempo fuera de casa; su idea es ceder el estudio durante ese tiempo a grupos nuevos que les gusten, sin cobrarles por ello. Encontrarás más información sobre el estudio en la sección de música.

 

Floria Sigismondi

La directora canadiense Floria Sigismondi, conocida por su visión oscura y poética de la realidad en sus fotografías y vídeos, fue la encargada de realizar el vídeo de Vaka. Floria había trabajado anteriormente con artistas como David Bowie, Marilyn Manson y Leonard Cohen. 'Soy una gran seguidora de Sigur Rós. Su música es muy profunda y tiene algo trascendente, universal. Sencillamente te desgarra el corazón'.

Según comenta la propia directora, el grupo hizo una excepción con ella al darle plena libertad para la realización del vídeo: 'me dijeron que era la primera vez que se desentendían completamente del proceso de creación'.

 

Grabación

La grabación de Ágætis Byrjun se realizó de forma inusual. Primero se grabaron el bajo y la batería. Después, sobre esta base, se fueron incorporando el resto de los elementos. Esta forma de grabar es algo más lenta que la habitual. Para Kjartan 'el sonido siempre es importante, pero lo fundamental no es eso, sino que haya personalidad en el disco, que te guste lo que oigas'. Esta grabación en capas no se ha seguido en el nuevo disco, que se ha grabado de forma más directa.

 

Hopelandish

Jónsi canta algunas de las canciones en una 'lengua' inventada a partir del islandés a la que en el grupo llaman vonlenska (conocido por su traducción inglesa, hopelandish). 'A veces puedes entender algo en la letra', dice Jónsi. 'Luego desaparece, para emerger de nuevo más tarde. Me gusta cantar en este idioma; nadie más que yo lo entiende. Al menos, nadie entiende lo mismo que yo, cada uno lo interpreta a su manera'.

 

Inspiración

Jónsi piensa que la composición de las canciones es un proceso mágico. 'No sé porqué escribo canciones, no sé de dónde vienen; tampoco sé porqué nosotros cuatro somos buenos interpretándolas. Es algo que ocurre inconscientemente, pero los periodistas siempre quieren saber porqué canto así, porqué toco la guitarra con un arco... Sinceramente, no lo sé... ¿Y cómo voy a explicar cosas que yo mismo no entiendo?'.

 

Japón

La recepción que tuvo Sigur Rós en Japón lo ha convertido en un lugar muy especial para el grupo. 'Es uno de los países más brillantes en los que hemos estado. Nos dijeron que los japoneses ni siquiera aplauden si no conocen las canciones, simplemente se quedan mirando. Pero a nosotros sí nos aplaudieron. Especialmente en Osaka... Quizá porque el público era más joven'.

La primera vez que el grupo firmó autógrafos fue allí. 'Los japoneses son geniales. Aunque me da la impresión de que todos pensaban que éramos Coldplay'.

 

Krúnk

Sigur Rós creó el sello Krúnk para distribuir sus propios discos, pero ahora se perfila como un medio de distribución de otros grupos que les interesan. 'Nos preocupamos de los beneficios de los artistas. Puede sonar a la típica mentira de discográfica, pero nosotros lo vemos de otra forma, ya que también somos músicos y lo vemos desde la perspectiva adecuada'. El objetivo de Krunk es sencillo: 'Permitir que la buena música llegue a todo el mundo'.

Aunque los grupos locales les consideran ídolos, Jónsi apenas tiene tiempo para escucharles. 'Sin embargo, nos gusta recibir maquetas. Skurken, por ejemplo, es brillante; le vi en un concierto y es la mejor música electrónica que he oído en mucho tiempo'.

Actualmente, según el grupo, 'el sello está dormido. Y creo que seguirá así mucho tiempo'.

 

Letras

'Si tuviéramos que analizar nuestras canciones para intentar explicar sobre qué hablan, o qué significan, nos volveríamos locos. Hay muchas emociones personales involucradas, pero no las analizamos. Además, sería muy aburrido'. Muchos seguidores del grupo fuera de Islandia se resisten a conocer la traducción de sus letras: todo para preservar la magia de su música. El grupo siempre deja las letras para el final: 'Nunca escribimos las letras', explica Georg. 'Es la última parte de la grabación de una canción: escribir la letra, y cantarla'.

 

MP3

Georg Holm da su opinión sobre el fenómeno Napster: 'Estoy totalmente a favor de los MP3. Creo que cuando la gente descarga una o dos canciones de internet, luego sale a la calle y compra el disco, así que es algo bueno. La industria tendrá que controlarlo un poco más, eso sí. Si los MP3 se impusieran, se acabaría el dinero para los músicos. Pero tal como es ahora, está bien. Está muy bien'. En efecto, la espectacular demanda de Ágætis Byrjun en Estados Unidos mucho antes de que el disco se editara en el país se debe a la descarga de canciones desde internet.

Con ( ), la discográfica americana hizo lo imposible por evitar la filtración del disco a internet antes de su salida, pero el esfuerzo fue inútil. 'A nosotros no nos preocupa, pero especialmente en la discográfica americana están muy concienciados con eso. Son unos paranoicos'.

Sin embargo, la reacción del grupo ante el filtrado de Takk... fue diferente. El grupo se mostró muy decepcionado porque querían hacer llegar el disco a la gente con su correspondiente material artístico.Lo cierto es que, aunque la posición del grupo ante las descargas no ha cambiado, puede que Internet haya pasado de ser un aliado de Sigur Rós a ser un enemigo. Dicen preocuparse especialmente del diseño de los discos para ofrecer un valor añadido y hacer que la gente quiera comprar el disco.

 

Naturaleza

A pesar de la cantidad de grupos con los que se les ha comparado, no han reconocido más influencia que la del impresionante paisaje de su país. 'Este lugar nos influye como personas y como músicos', dice Kjartan. 'Aquí no hay arboles. La gente se imagina un paisaje verde y con bosques cuando en realidad en Islandia no hay árboles. Es todo lava. Es un inmenso horizonte, y es bueno para la mente. Mires donde mires ves mar, cientos de kilómetros de lava, desiertos negros, glaciares. Todo eso te hace ser más humilde'. El silencio es también importante. 'Hay lugares aquí en que el silencio es tan perfecto que ni siquiera puedes oír el viento. Es tan inquietante que tienes que ponerte a hablar para romperlo. Pero es bueno: no hay nada que te distraiga'. También el clima influye: 'Con nueve meses de invierno y noche cerrada, la música es lo único que te queda por hacer. Es una cuestión de necesidad, como lo de cazar ballenas: aquello era por necesidad de comer, y esto es por necesidad de crear'.

Sus constantes viajes también pueden cambiar el punto de vista: 'cuando viajas por el mundo ves cuánto espacio tenemos. Estás en Nueva York, lleno de rascacielos y carreteras interminables, y luego vuelves aquí y todo te parece muy pequeño. Por supuesto eso tiene algún efecto en nosotros'.

 

Objetivo

Sigur Rós quiere que su música llegue a todas partes. 'Queremos abrir la mente de la gente', dice Kjartan. 'Ya es hora de que la gente deje de escuchar la música fabricada por la industria. Todo está demasiado pulido, carente de alma. Nos gustaría cambiar la industria de la música, la forma en que la gente escucha la música'. Jónsi va más allá en sus afirmaciones: 'Esta es la música pop del futuro'. Pero lo dicen, aunque cueste creerlo, humildemente.

 

Periodistas

'No queremos ser famosos', afirman. Odian hacer entrevistas, y siguen criterios arbitrarios sobre con quién hablar... Al principio nombraron a Georg como portavoz para las entrevistas, ya que es el mas comunicativo, y el que mejor domina el inglés. 'No nos gusta posar para fotos y dar una imagen que no es la nuestra', dice. Jónsi lleva especialmente mal su relación con la prensa: 'Los periodistas no parecen entender que, a veces, no quieras hacer sesiones de fotos, o entrevistas. Reaccionan mal, y dan por hecho que se trata de una pose, nunca piensan que a lo mejor, simplemente, uno no desea ser el foco de atención. No es que queramos dar una imagen misteriosa, ni nada de eso. Simplemente preferimos que la gente nos escuche en lugar de mirarnos'.

Sus negativas tienen a veces consecuencias: 'una vez dijimos que no a una entrevista con NME y desde entonces han sido muy negativos. En general, la prensa inglesa es la peor que nos hemos encontrado. Son unos creídos, muy arrogantes. Nunca he visto nada igual. O encumbran a los grupos, o los crucifican'.

La gira de entrevistas para presentar ( ) se saldó con 160 entrevistas en sólo dos semanas. Pero Jónsi se sintió mejor después de hacerlas: 'tenía ganas de soltar todo, fue como ir al psicólogo durante dos semanas'. La entrevista más curiosa tuvo lugar en Francia, 'era un tipo gracioso, no entendía una palabra de inglés y no había oído hablar de nosotros. Intentamos explicarnos de la forma más sencilla posible, pero no entendía nada de lo que decíamos. Fue muy divertido.

 

Química

'No creemos que sea una casualidad el hecho de que nos hayamos encontrado', afirman. 'Todos tenemos el mismo concepto o ideal de belleza y, cuando escribimos juntos, sabemos lo que suena bien, y lo que no. En realidad, las canciones no tratan de nada en concreto. Simplemente flotan, de forma natural'.

 

Rimmamenn

Así se llaman los poetas que cantan 'rimur', es decir, que ponen música tradicional a los poemas mediavales islandeses. 'Su forma de cantar es pura, sencilla. La música les sale de las raíces, del corazón. Cuando hagamos el nuevo disco, quiero que suene así'. Prueba de su fascinación por este género es su estrecha colaboración con Steindór Andersen, con quien fueron de gira y grabaron un disco (Steindór Andersen EP).

Steindor Andersen y Sigur Rós

 

Sigurrós

El nombre Sigur Rós, que podría traducirse por 'rosa de la victoria', lo toman de la hermana pequeña de Jónsi, llamada Sigurrós. El día del nacimiento de la niña coincidió con la formación del grupo. Al principio el nombre era en inglés, Victory Rose, pero pensaron que no tenía mucho sentido un nombre en inglés para un grupo que iba a cantar en islandés.

Jónsi recuerda la reacción de su familia cuando les puso por primera vez Von: 'se quedaron petrificados. Entonces mi hermana pequeña, Sigurrós, se echó a llorar. Después me fui a la cocina para hacerme un café, mi madre me siguió y me dijo: «Mmm…, bonito disco».

Jónsi y su hermana Sigurrós

 

Ken Thomas

Ken Thomas es, desde Ágætis Byrjun, el productor de Sigur Rós. Empezó como asistente en los primeros discos de Queen, y estuvo muy involucrado en el movimiento punk. 'Después de todo eso me volví más... esotérico', dice. Conoció al grupo a través del guitarrista de los Sugarcubes. 'Estábamos los dos borrachos. Puso el disco Von y me dijo: Ken, escucha esto. A mí me parecen geniales, pero a nadie le gustan. Entonces quiso verlos en directo; le bastó asistir a un concierto para implorarles que les dejara producir su siguiente disco.

La relación del grupo con él ha sido muy satisfactoria. 'No es nada pedante ni está obsesionado con el sonido. Nos enseñó que la música es una cuestión de sentimiento o de estado de ánimo, pero no de la frecuencia ni todas esas tonterías. Llevamos bastante tiempo coalborando con él, y ya es más que un amigo y más que un productor. Sabe entendernos muy bien, y también sabe mantener un equilibro entre las subidas y bajadas que tenemos al grabar, un equilibrio que es muy importante para nosotros'.

Ken Thomas

 

Universales

'Elfos... ¿Porqué siempre nos hablan de elfos?'. El comentario viene a propósito de los artículos publicados en la prensa mundial, relacionando su música con imágenes míticas de Islandia... 'Las revistas siempre quieren hacernos fotos delante de un géiser', se quejan. 'Es como fotografiar a un grupo inglés delante de la Torre de Londres. Estamos un poco cansados, porque da la sensación de que eso puede definir nuestro trabajo. Parece claro que vivir en un determinado entorno te afecta, pero de un modo más bien inconsciente. Nunca decides que vas a sonar como el paisaje de un sitio'.

 

Voz

Aunque la voz de Jónsi es una de las señas de identidad del grupo, empezó a cantar por casualidad. 'Simplemente, necesitábamos una voz y yo me presté a ello. Pero nunca he tomado clases de canto, más allá de los ejercicios necesarios para resistir una gira'. En cuanto a la función de la voz en su música, afirma: 'quiero que sea como un instrumento más. No sé ni porqué hemos usado letras...'. Le divierte oír decir a los críticos que su falsete es femenino. 'Al escucharme, mucha gente piensa que soy una chica. Pero se necesita ser un hombre de verdad para cantar como una mujer'.

 

Web

Puedes escribir al grupo a través de esta dirección. 'Recibimos muchos mensajes de correo electrónico', dice Kjartan. 'Algunos son muy intensos, preguntando si las canciones tratan sobre esto, o sobre aquello... La verdad es que nunca aciertan, pero algunos son realmente divertidos'. Llevan ya dos intentos de página oficial: una salió con motivo del lanzamiento de (), y otra con Takk.... Pero está claro que no es una de sus prioridades. Tampoco les gusta leer el foro de la página oficial de noticias: mientras Jónsi, por ejemplo, se abruma ante tantos mensajes, Kjartan ha llegado a molestarse por algunos comentarios de aficionados.

 

Expediente X

Gillian Anderson es sólo una de las estrellas americanas que ha declarado su pasión por el grupo o asistido a sus conciertos. Otros nombres propios de artistas o grupos son Madonna, Tom Cruise, Jason Lee, David Bowie, Björk, Moby, Metallica, Red hot chili peppers, Bush, Coldplay, Foo fighters, Rage against the machine, No doubt, Courtney Love, Natalie Portman (a quien se vio entre el público en el concierto de Madrid en 2005 junto a Christina Rosenvinge), Brad Pitt... Cuando este último acudió a la televisión islandesa para promocionar su película Ocean's Eleven, comentó que su grupo favorito era Sigur Rós. En el control todos miraron a Erik Hólm, periodista deportivo de la cadena y padre de Georg, que se emocionó diciendo '¡eso es genial, es mi chico!'. Otro caso curioso es el del batería de Metallica, Lars Ulrich, quien escribió una carta de agradecimiento al grupo por haberle servido de inspiración a la hora de grabar su último disco. Esta carta se puede ver, en un marco de plástico, colgada en la entrada del estudio de Sigur Rós. También se dijo (quizá confundiéndolo con el grupo Bush) que otro aficionado era el actual presidente de Estados Unidos, George Bush. '¡Espero que eso no vaya en serio!', dijo Jónsi al enterarse. Y uno más: al enterarse Jónsi de las declaraciones de Tommy Lee, que afirmó haber mantenido relaciones sexuales mientras escuchaba el disco, se reía: 'Pero eso es horrible... ¿Te imaginas a Tommy Lee practicando el sexo? ¡Es horrible!'. Una de las últimas curiosidades es que la hija de la actriz Gwyneth Paltrow y Chris Martin, líder de Coldplay, nació mientras en la sala sonaba la música de Sigur Rós. Y eso que Jónsi no soporta a Chris Martin...

 

Yonquis

En los años de Von, los componentes de Sigur Rós llevaban un aspecto muy diferente al actual, con el pelo largo y barba. Algunos les relacionaron con algún tipo de movimiento post-hippy, y pensaban que tenían la cabeza llena de hachís. 'Mucha gente asume, al escuchar nuestra música, que estamos colocados todo el tiempo. Esto no es cierto, no podríamos trabajar así. Acabas sin tener ni idea de lo que estás haciendo'. Ante la pregunta de si recomendarían drogarse para disfrutar más de su música, son claros: 'No. Nunca recomendaríamos a nadie que se drogara, aunque la gente piense que componemos fumados. En la última gira mundial vimos lo realmente fácil que era conseguir drogas. Al principio sí que nos emborrachamos varias veces, pero no es muy recomendable porque se te van las energías rápidamente. Tocar ya es difícil, así que imagínate si además estás de resaca. Ahora nos vamos pronto a dormir. Alguna vez si que nos tomamos una cerveza, pero no más'.

Cuando hicieron un viaje de Islandia a Dinamarca en una furgoneta, llegaron a pararles pensando que traficaban con heroína. En esta línea, un artículo de la prensa danesa llegó a decir que eran adictos al hachís y a la heroína. 'Puede parecer divertido, pero no es agradable leer tonterías sobre ti en la prensa de otros países', dice Georg. De hecho, tuvieron problemas con algunos universitarios daneses a causa de estas historias.

Sigur Rós en 1997

 

Zona

Islandia es un país poco poblado, con grandes extensiones de terreno virgen. 'Tenemos nueve meses de invierno y noche cerrada: la música es lo único que te queda por hacer. Lo bueno de vivir y componer aquí es que es un lugar pequeño, aislado. No hace falta irse muy lejos para aislarse: sólo tienes que cerrar la puerta y desconectar el teléfono. Esto es realmente bueno para crear música'. Para Georg es muy importante ser islandés. 'Te das cuenta de que formas parte de un país con sólo 280.000 habitantes, y de que hablas una lengua que sólo 280.000 personas hablan. Aunque no hagas algo muy diferente que el resto, hay tan poca gente aquí que es fácil sentirse especial'.

En una zona tan reducida, todos los grupos se conocen y se apoyan, 'aunque nosotros no encajamos en el estilo de ninguno de los grupos de por aquí'. A Jónsi no le convence demasiado el panorama de la música en Islandia. Múm son geniales, y nos encanta Siggi Ármann. Bent y 7Berg son muy buenos raperos y Lokbrá es un buen grupo. Siempre es subjetivo hablar de la música de aquí, pero soy bastante crítico con la música en general'.