Volver

()

PIAS, 2002. CD.

()

Listado de canciones

1 Vaka (nombre de la hija de Orri) 6:34
2 fyrsta (primera) 7:34
3 samskeyti (anexo) 6:33
4 njósnavélin (la máquina espía) 7:33
5 Álafoss (localidad donde está el estudio) 10:05
6 e-bow (arco electrónico) 8:35
7 dauðalagið (canción de la muerte) 12:59
8 popplagið (canción pop) 11:42

Comentarios

Cuando Gunni, de la discográfica Smekkleysa, le preguntó a Jónsi por el título de su nuevo disco, su respuesta fue "No lo sé, ¿se te ocurre algún nombre? Quizá no lleve ninguno". Esto sucedía en mayo de 2002 y finalmente, para irritación de algunos críticos, no sólo el disco apareció sin título sino que tampoco lo llevaba ninguna de sus canciones. Según Georg "podríamos habérselos puesto, pero ¿qué sentido tendría? No encontramos ningún título que nos gustara para ellas, y no queríamos ponérselo sólo porque se supone que deben llevarlo". Por su parte, Jónsi nunca usa títulos para referirse a las canciones. "Cuando quiero hablarle de alguna a un amigo, le digo es la número cuatro, o cosas así".

Siguiendo esta línea de minimalismo respecto a cualquier aspecto ajeno a su música, tan injusta y frecuentemente interpretado como pedantería por parte de los críticos, el libreto consiste en ocho hojas en blanco para que sean los oyentes quienes escriban las letras que la música les sugiera. Según Jónsi "es una especie de experiencia humana. El oyente compra el disco incompleto, y tiene que acabarlo él mismo. No es un cantante contando historias, es como una banda sonora para la vida de cada uno. Así la gente puede crear las letras adaptadas a sus propias vidas". Saben que será una tarea difícil, "pero al mismo tiempo es muy interesante. Es como el cuaderno de la escuela. Queremos que la gente pueda escuchar, relajarse y escribir la letra que le sugiera, o dibujar, o lo que quieran. Creemos que la música es algo más que sonidos, es una experiencia artística total de la que todos debemos ser partícipes".

También se invita a los oyentes a enviar a la página web del grupo sus propias interpretaciones de las letras, de forma que las que más se repitan podrían ser las letras oficiales del disco. En él no hay ningún texto escrito; todos los créditos aparecen en la página web, e incluso los códigos de barras se incluyen en una pegatina que puede desprenderse una vez comprado el disco. Los paréntesis de la portada están formados por fotografías hechas por los componentes del grupo en los exteriores de su estudio (césped, árboles...). Existen cuatro versiones regionales del disco, en las que sólo varían estas ilustraciones: Europa, América, Australia y Japón. Encontrarás estas portadas, así como las fotos de las que proceden, en la sección de imágenes.

En cuanto a la música, tiene dos partes bien diferenciadas. "Se puede decir que el disco sigue un concepto: el título son dos paréntesis vacíos, y es el oyente quien rellena los paréntesis. Las canciones de la primera parte son ligeras y positivas. Luego viene medio minuto de silencio y comienzan las otras cuatro canciones, que son mucho más fuertes y dramáticas, juegan más con las emociones".

Respecto a las letras, después de barajar la posibilidad de cantar en islandés o en inglés, el disco está finalmente cantado sin letras o, si lo prefieres, en hopelandish. Aunque los temas no tienen título, utilizamos para referirnos a ellos los nombres provisionales que les daban en el grupo mientras los componían. "Se supone que sólo los conocíamos nosotros", explica Georg. "Estos nombres se los damos a las canciones cuando las dejamos a medias, para saber a cuál nos referimos. Buscamos una forma rápida de recordarla: por ejemplo, llamamos a una canción Vaka, que es el nombre de la hija de Orri, porque tuvo que irse a recogerla y dejamos de escribirla en ese momento". Otra de las nuevas canciones llegó a conocerse por samskipti (comunicación), cuando originalmente se llamaba samskeyti (anexo). "Se llamaba así porque venía justo después de fyrsta, pero alguien se equivocó al escribir el título en el programa de un concierto". El título de e-bow ("electronic bow" o "energy bow", traducido como "arco electrónico" o "de energía") se refiere al accesorio con que Georg toca el bajo en esta canción, diseñado en principio para guitarras eléctricas (Jónsi lo utiliza en varios temas). El efecto que produce es el mismo que un arco al tocar un instrumento clásico. Tiene aspecto de pinza que se coloca de forma horizontal sobre la cuerda que se quiere que suene, y a diferencia de la púa o los dedos puede sostener los sonidos indefinidamente.

Las canciones no son realmente nuevas, ya que las llevaban tocando desde tiempo atrás en sus conciertos. "Ken y yo hemos formado un club anti-música", bromeaba Jónsi. "Estamos muy aburridos de la música ahora mismo. Creo que tocar las canciones en muchos conciertos y luego grabarlas no ha sido una buena experiencia. La próxima vez intentaremos grabar las canciones según las hagamos, para intentar mantenerlas frescas para nosotros".

Este cansancio ante las nuevas canciones ha influído sin lugar a dudas en la forma en que las han grabado. De hecho algunas canciones, como fyrsta, han experimentado cambios radicales hasta el punto de ser prácticamente irreconocibles en sus diferentes versiones. "Llevábamos tanto tiempo tocándolas que nos costó encontrar el enfoque adecuado para grabarlas". Según Ken Thomas "algunas canciones del disco comenzaron siendo bastante largas, más de lo habitual, pero no ocurría nada en ellas. Las han estado tocando en directo y no quedaban mal, pero en el estudio sonaban algo aburridas. Lo que hemos hecho es editarlas para hacerlas más cortas, o cambiar de sitio pasajes que sí sonaban bien".

En comparación con Ágætis byrjun, las canciones de este disco están más escritas, más elaboradas. "También son algo más oscuras", añade Jónsi. "No tienen tantos momentos suaves. La principal diferencia es que en este disco la producción está menos pulida, tiene un sonido más crudo, más vivo, mientras que el anterior era un disco de estudio". Otra diferencia con su predecesor es que el proceso de grabación fue más lento; por ejemplo, para Ágætis byrjun grabaron el bajo y la batería en sólo un fin de semana. "En esta ocasión dedicamos más tiempo a encontrar el sonido adecuado".

Kjartan afirma que en esta ocasión las canciones se han construido de otra forma. "Hay menos elementos de orquesta y arreglos de cuerda, que son también más sencillos. ... Si no fuese diferente, sería aburrido. Creo que las canciones de este disco son más consistentes, tienen más fuerza individual". El productor Ken Thomas coincide con esta visión: "La idea era hacer un disco que fuese diferente; sería demasiado fácil hacer uno igual que el anterior". Todos están de acuerdo en que el disco representa un progreso, un cambio importante "que sin embargo no ha sido planeado. No solemos pernsar mucho en las cosas, nunca pensamos lo que estamos haciendo. Nunca nos analizamos a nosotros mismos, quizá por eso es tan difícil para nosotros explicar qué estamos haciendo y porqué lo hacemos. En cualquier caso sentimos este álbum muy distinto al anterior. Lo sentimos más vivo, más oscuro y más áspero".

Uno de los objetivos era conseguir canciones que pudieran tocarse en directo; esto era difícil con su anterior trabajo, como han tenido ocasión de comprobar en las giras de estos años. La integración de sonido directo y sonido de estudio es una de las novedades de este disco: "muchas de las canciones comienzan con una actuación en directo, previamente editada y doblada. La filosofía es intentar que la grabación suene igual que el directo. Habrá gente que piense que suena mal, y utilizará el ecualizador para lograr un buen sonido". En la entrevista de la revista Sound of Sound puedes encontrar una amplia información sobre el proceso de grabación y el equipo utilizado. Según Jónsi "en Ágætis byrjun sobrecargamos demasiado las canciones; por eso hemos diseñado el nuevo estudio de forma que se pueda grabar en directo, como si fuese un concierto. Buscamos la forma más sencilla de hacer música".

Se ha dado especial importancia a la improvisación y a la experimentación. Jónsi es muy claro al respecto: "Todo está abierto. Siempre hay que estar preparado para probar cosas que no estaban planeadas. Si funciona, bien, y si no, pues nada. Las canciones no son sagradas, el proceso de creación debe ser abierto e interactivo". Puede parecer que en Ágætis byrjun no existió este componente de improvisación, pero lo cierto es que muchas canciones fueron modificadas durante el proceso de masterización. "¡Incluso pusimos voces a una canción que no las tenía!", confiesa Jónsi.

La grabación de las secciones de cuerda se realizó siguiendo la misma filosofía, sin una sola nota escrita. "Para Ágætis byrjun contamos con la orquesta sinfónica de Islandia, y necesitaban todo escrito nota por nota. Tuvimos que hacerlo en dos días. Esta vez hemos llamado a las chicas que han estado tocado en nuestras giras. Probamos a quitarles las partituras y dejar que tocaran según sintieran la música. Salió mucho mejor, mucho más sincero, aunque también llevó mucho más tiempo", explica Jónsi.

La masterización se hizo en Londres, después de mezclar el disco en el estudio Real World de Bath (Inglaterra), propiedad de Peter Gabriel. Según Jónsi "estuvo bien, fue un buen cambio de ambiente. Además conseguimos que Peter hiciera coros para nosotros. Es un gran estudio, un sitio muy acogedor".

Más abajo puedes leer una traducción de la nota de prensa que la discográfica envió a los medios informando de la inminente aparición del disco. Las críticas sobre el disco no han sido tan unánimemente entusiastas como lo fueron con su predecesor, pero esto no preocupa en absoluto al grupo. "Sólo consideramos nuestras expectativas, no las de los demás. Sacamos un buen disco la última vez, y este es aún mejor".

Críticas

Crítica de Pablo Suárez y Marta Luis en Muzikalia

Crítica de Joan S. Luna en Mondosonoro

Crítica de Tomás Fernando Flores en La Luna

Crítica de Iván Daguer en Especial 35

Crítica de Ramón Marc en Suite

Crítica de Rafa Cervera en Tentaciones

Crítica de Agustín Gómez Cascales en Shangay

Crítica de Pablo Vinuesa en Go Mag

Crítica de David Broc en Go Mag

Crítica de David Morán en Rockdelux

Crítica de J. Lillo en ABC

Crítica en Guía del Ocio

Crítica de Cynthia Rodríguez en ocnos.com


Notas de prensa

( )