Volver

Crítica de ()

en Guía del Ocio.

El nuevo disco de los nórdicos no tiene título, ni para el álbum ni para sus cortes, quizás para reforzar el aura mágica, evanescente y de origen casi espiritual de su música. Paisajes oníricos que, sin embargo, no son meros colchones sonoros para dedicarse a otras actividades mientras se escucha, porque para disfrutarlo precisan la atención máxima del oyente.